lunes, abril 16, 2007

en relación de dependencia

Buena comparación de Pagni (una de las prosas más densas, en el buen sentido, que uno recuerde en La Platea de Doctrina) entre la dependencia de las provincias respecto a la Nación y de los docentes santacruceños respecto a su poder ejecutivo. La clave: que una parte importante de tus ingresos no estén suejetos a una regla:
Es cierto que un maestro que se inicia en Santa Cruz tiene el sueldo de bolsillo más alto del país en su categoría. Pero también es verdad que salarios de 1700 pesos se componen casi en su totalidad de sumas fijas. El básico, sobre el que se calculan la jubilación y los aportes a la salud, es de 161,10 pesos [...] la desproporción entre el sueldo básico y el de bolsillo es tan grande que tienta a pensar que, además de una conveniencia fiscal, esa diferencia expresa un método disciplinario. Los 161,10 pesos del ingreso bruto de los docentes no se tocan desde hace 16 años [...] ¿O no se parece a la distribución de ingresos que rige las relaciones entre la Nación y las provincias? Si no existieran las retenciones a las exportaciones se recaudaría más impuesto a las ganancias, que se coparticipa entre las gobernaciones. Hay expertos que calculan que este año el resultado financiero de las provincias sería negativo en 1800 millones de pesos. Con sólo coparticipar el impuesto al cheque el resultado sería positivo por el mismo monto. Parte de lo que antes las provincias percibían de manera automática ahora deben negociarlo con Julio De Vido o Alicia Kirchner, quienes están muy pendientes de la buena letra de cada mandatario.

Esa subordinación a la administración central no compromete sólo a los Estados provinciales.

La experimentan también las empresas, que, por orden del Gobierno, deben resignarse a sustituir un aumento de tarifas o de precio por la percepción de un subsidio del Tesoro. Empresarios y gobernadores son, en este sentido, como los maestros santacruceños: poco básico, mucha suma fija.

12 comentarios:

Julián dijo...

Digamoslo con todas las letras, este gobierno es AUTORITARIO.
Aprovechemos el crecimiento para ser mas libres y no al reves.

Anónimo dijo...

Bueno, pero copartcipar los ingresos no es necesariamente lo mejor. Tambien es util que el gobierno central tenga herramientas para disciplinar, fiscalmente, a los gobiernos provinciales. Si no, estos se patinan toda la guita, y despues hay que salir a salvarlos. ¿No le hubiera ido mejor a de la Rua (o a Menem) con un esquema como el actual?

Imagino que si se coparticipara el impuesto al cheque, La nacion denunciaria el federalismo argentino.

Mariano T. dijo...

Me parece que las provincias son las que tendrían en su origen la potestad recaudadora. Por otro lado los % de coparticipación discriminan en forma escandalosa a las provincias grandes, como la de Buenos Aires.
Corrigiendo la coparticipación, me parece mucho mejor que se reduzca a casi cero lo que se les da a las provincias en forma discrecional, y qque el 100% sea por pautas objetivas y medibles, sin intervención del Gobierno Nacional, como sobre pautas objetivas se puede presupuestar, no habría ninguna razón para salvatajes, salvo alguna calamidad natural.
El sistema actual es la muerte del federalismo.

Confiscado en el 2002 para licuar deudas dijo...

Una pregunta: ¿Carlos Pagni, el autor de la nota, es el mismo preiodista que escribía hasta hace un par de meses en Ambito Financiero?

Coincido con Rollo en que Pagni es una de las prosas con mas substancia.

Anónimo dijo...

Efectivamente, Carlitos Pagni es ex Ámbito. GFS

Anónimo dijo...

mariano t: el tema coparticipaciòn es el tercer riel de la política argentina (como el welfare en EEUU): el que lo toca se quema. GFS.

El criador de gorilas dijo...

Yo comparto algo con anónimo: entre un presidente muy poderoso, y una Liga de Gobernadores muy poderosa, me quedo con lo primero.

Chrystto dijo...

Evidentemente hace rato que murio el federalismo; Y creo que a muchas provincias le queda comoda esta situación; espejo de lo que pasa, en otros estamentos de la sociedad, que es tratar de vivir siempre con la mano en el bolsillo ajeno, en este caso es principalmente la Provincia de Buenos Aires, en otros casos son los ahorristas, los acredores externos, los productores agropecuarios, etec.
Cuando Cavallo decía que hay provincias inviables, se refería a aquellas provincias ( hoy por hoy mayoría)que no recaudan, tanto impuestos nacionales como provinciales, lo que gastan.
Donde la gente vive mayoritariamente del estado. ya sea empleo público, o servicios al estado. Esto explica en gran parte las dinastias de gobernadores.
Si se quisiera reunir en una sola oficina de impuestos todas las del país, que recaude tanto los impuestos nacionales como provinciales y municipales y se disponga que, por ejemplo, por cada peso recaudado en un municipio se divida automáticamente un tercio para la nación, un tercio a la provincia y un tercio para el municipio, (lo que de paso ahorraría un gran costo recaudatorio, y al estar centralizados disminuiría la evación ) Estoy seguro que muchas provincias se negarían.
En cuanto a los docentes de Santa Cruz, no entiendo el problema: si les sumanaran al básico las sumas no remunerativas terminarían cobrando menos. Habiendo hospitales públicos para que pagar una obra social y Si quieren ahorrar para la vejez hay mejores maneras que aportar a una AFJP o al estado. ¿ No será un problema del sindicato que de esta manera ve mermar sus ingresos ?

gorila dijo...

notaron que el presidente estaba en una afjp???? y se pasó al sistema de reparto. No eran malas las afjp? Si en el 90, al pasarse al sistema privado "se equivocó", qué asegura que ahora esté haciendo lo correcto?

bohmer (not) dijo...

pero criador, el problema que tenemos acá es que tenemos las dos cosas: cuando la economía va bien, el presi es popular y tiene caja para disciplinar a los gobernadores, y cuando la economia va mal se queda en bolas. esto te da un sistema muy inestable, porque en el caso b), tenés que voltear al presidente.

este creo que es el argumento a favor del parlamentarismo: le das el poder a los gobernadores para que elijan un primus inter pares, y cuando tenés una crisis lo cambiás y ya.

Nik dijo...

Bohmer,

Por eso los cambios que impuso Kirchner en la estructura impositiva son positivos. Como bien decis, o vas al parlamentarismo (que en argentina dudo salga bien), o reforzas el presidencialismo. Donde anonimo y el Criador tienen razion (si es esto lo que dicen), es en que no tenes un sistema hiperpresidencialista, y si le das mas poder al presidente salis del equilibrio inestable del que hablas.

bohmer (not) dijo...

ojalá tengas razón, nik, ya veremos.